El programa, ya desarrollado para diabetes y asma, es un ejemplo de las posibilidades de innovación resultantes de la colaboración público-privada para el diseño de un mapa global alrededor de una patología.

DPaX (Digital Patient Experience) es una línea de transformación digital creada por la Fundación TIC Salut Social de la Generalitat de Cataluña, y en la cual colabora desde el inicio Grupo Pulso. El objetivo de esta línea es identificar posibles necesidades de los pacientes en el sistema sanitario, que podrían solucionarse mediante tecnologías móviles y la transformación digital del sistema de salud. Mediante la participación de diferentes empresas de la industria farmacéutica y el sistema público de salud, el DPaX constituye un proyecto global que permite una aproximación integral a los retos de los pacientes crónicos dentro del sistema sanitario, y dotarles de soluciones basadas en tecnologías innovadoras.

Actualmente se destinan dos tercios del presupuesto del sistema sanitario al tratamiento de las personas que padecen una enfermedad crónica, entre las que se incluyen las enfermedades cardiovasculares, respiratorias, reumáticas, además de la diabetes o el cáncer, entre otras. En 2020, el 78% de los mayores de 65 años padecerá alguna enfermedad crónica. En este contexto, mejorar la autogestión de las enfermedades crónicas supone un gran avance para el sistema sanitario en sí (que le permite optimizar sus recursos) como para los pacientes, que pueden mejorar su calidad de vida dotándolos de mayor autonomía en la gestión de su enfermedad.

A partir de un nuevo perfil de paciente cada vez más proactivo, informado, conectado, crítico, y las nuevas oportunidades tecnológicas derivadas de la digitalización, tenemos la oportunidad de contribuir a un nuevo modelo de asistencia sanitaria basado en comprender las necesidades del paciente, los profesionales y las administraciones públicas, trabajando conjuntamente hacia una atención integrada y personalización de la medicina.

¿Cómo lo hacemos?

DPaX utiliza como herramientas distintas metodologías científicamente contrastadas para trabajar la innovación en los procesos y las organizaciones. La experiencia del paciente (patient journey) describe los pasos secuenciales (clínicos y no clínicos) que desarrolla un paciente en las distintas fases de su cuidado. Analizar su trayectoria permite mejorar algunos pasos clave de su experiencia y diseñar soluciones de transformación digital que mejoren la eficacia y eficiencia del proceso.

La implementación de dichas soluciones cuentan con la colaboración del sistema sanitario de salud y la iniciativa privada, hecho que permite tener una visión de conjunto de todos los agentes que conforman la patología, siempre centrándose en el objetivo de empoderar el paciente y su entorno para mejorar su calidad de vida y permitirles un mayor grado de gestión de su propia enfermedad.